• Ángel con diabluras

La Secretaría de Salud Municipal en Tuxtla Gutiérrez emite recomendaciones ante altas temperaturas

  • Exponerse prolongadamente a los rayos ultravioletas puede causar cáncer de piel

  • Extremar cuidados para niños y personas de la tercera edad


Ante las altas temperaturas que se registran en la ciudad de Tuxtla Gutiérrez, la Secretaría de Salud Pública Municipal, emitió diversas recomendaciones para protegerse de las radiaciones solares, cuyas ondas ultravioletas llegan directamente a la tierra, por lo que exponerse al sol de manera prolongada puede afectar nuestra salud.


Por ello recomendó no exponerse al sol en las horas de mayor sensación de calor, entre 11:00 a 16:00 horas, y de ser necesario aplicarse bloqueadores solares para evitar daños en la piel. Asimismo aconsejó utilizar vestimenta clara, camisa manga larga, gorras y gafas.

Otra de las recomendaciones es mantenerse hidratado, tomar más agua de lo acostumbrado, y proteger sobremanera a niños y ancianos, ya que son los más vulnerables. 


La dependencia de salud municipal indicó que en esta temporada de calor también deben observarse cuidados en el manejo de  los alimentos, ya que tienden a descomponerse fácilmente. Por ello recomendó lavar y desinfectar bien las verduras, frutas y legumbres; cocinar completamente los alimentos; y  la comida sobrante resguardarlos en el refrigerador, para su posterior consumo; sin embargo, dijo que debe evitarse volver a congelar los alimentos que previamente hayan sido descongelados, ya que pueden contraer bacterias que dañan la salud.


Los rayos ultravioletas causan serias afectaciones a la piel, ya que estos pasan directamente a la tierra por el daño que sufre la capa de ozono. Los síntomas más frecuentes por la exposición prolongada a las ondas ultravioletas es resecamiento de los tejidos, enrojecimiento causado porque las células de la  epidermis se dañan, provocando la dilatación de los vasos sanguíneos. De la misma manera pueden producir alteraciones en la pigmentación de la piel; y en el caso más extremo, puede causar cáncer.